Embarazo: desde hacer ejercicio hasta el ultrasonido.

Ejercicios y cuidados para disfrutar al máximo tu embarazo.

A lo largo de la historia han existido un sinnúmero de métodos y técnicas para que la mujer, durante su proceso de gestación, disfrute al máximo esta etapa. En la actualidad es muy difícil percibir el mundo de la maternidad sin tips sobre recomendaciones y cuidados, ya sea antes, durante o después del embarazo; es por eso que en medio de un océano de información, debemos enfatizar la importancia de un apropiado control de salud en el embarazo.

 

Además de la mejora en la alimentación y el constante chequeo durante el embarazo, los ejercicios y la actividad física influyen mucho en la etapa de desarrollo del embrión durante la gestación.

 

Las actividades físicas con carácter aeróbico como andar, nadar o andar en bicicleta de forma suave, sin esfuerzo y de recorrido llano; permitirán una activación en todo el sistema muscular. El ejercicio se puede realizar al menos tres veces por semana, sin embargo las actividades muy intensas no deben superar los 15 minutos. Para una recomendación más personalizada, te recomendamos consultar a tu médico.

 

Un importante dato a destacar es que el ejercicio se ha convertido en pieza clave para disminuir los índices depresivos durante el embarazo, ya que de acuerdo a una investigación estadounidense publicada en el “Annals of Behavioral Medicine” se confirma que un 11% de las embarazadas padecen este tipo de trastorno que puede llegar a incrementarse hasta el momento de la llegada del parto.

 

La disconformidad de lucir una figura completamente diferente a la que se tiene acostumbrada, la falta de energía derivada de unos desequilibrados hábitos alimenticios, la ansiedad y el decaimiento pueden propiciar a que se desarrolle tristeza y depresión, lo cual conlleva a riesgos en la salud de la madre y del bebé.

 

Practicar ejercicio como realizar caminatas o deporte moderado, permite mejorar las condiciones físicas y emocionales durante todo el periodo de gestación. Mantenerse en constante actividad (cuando no se tiene contraindicado), llevar a cabo una dieta balanceada y estar orientada por profesionales de la salud, son elementos muy importantes por cumplir durante los 9 meses de gestación.

 

Si decides realizar ejercicio durante tu embarazo, evita cualquier tipo de sobrecarga muscular, ya que debido al cambio de posición de la pelvis y la columna vertebral por la presencia del feto en el abdomen, es mejor tomar cualquier tipo de precaución para asegurar la salud de ambos.

 

De igual forma, uno de los cuidados principales es el de monitorizar una apropiada formación del feto, por lo que el ultrasonido se convertirá en un aliado más en la corroboración de la salud tanto de la mamá como de su bebé. Cada detalle es esencial, ya que al recabar datos de manera puntual, permitirá la prevención de cualquier riesgo o percance que llegue a presentarse.

 

Si estás embarazada, éste puede ser un buen momento para adquirir el hábito de realizar ejercicio físico y continuar haciéndolo aún después del nacimiento de tu bebé.

Leave a Reply